605 268 932 | 965 566 829

info@toallas-personalizadas.es

Calle Villena, 7 Bajos
Banyeres de Mariola
03450 Alicante

Menú

Consejos de lavandería ecológicos para aplicar en casa

Fecha de publicación: noviembre 2, 2017

Consejos de lavandería ecológicos para aplicar en casa

Al usar la lavadora y detergentes comerciales contribuimos con el deterioro del medio ambiente y de la ropa. Incluso podemos afectar nuestra salud si no prestamos atención a lo que utilizamos. Con estos consejos de lavandería ecológicos para aplicar en casa de Toallas Personalizadas, www.toallas-personalizadas.es, puedes reducir los efectos dañinos de esta práctica.

Cuidado ecológico de la ropa

Lavar la ropa es una rutina de higiene que todos damos por sentado. Sabemos que lo tenemos que hacer y aplicamos las técnicas que creemos más eficientes. Pero, sin querer estamos haciendo daño al medio ambiente, a la vez que reducimos el tiempo de vida de las prendas.
Los detergentes y suavizantes comerciales dejan residuos en las telas que dañan el tejido y el color. Además, pueden tener efectos en nuestra salud porque entran en contacto con la piel.
Estar expuestos a esos productos tóxicos no es el único problema. La lavadora y la secadora consumen mucha agua y energía. Lo que significa un gasto significativo de recursos muchas veces innecesario. Y es así porque cuando lavamos no pensamos en el impacto ecológico de esta rutina.
Simples prácticas como aprovechar la colada completa, usar detergentes caseros o secar al sol son efectivas para lavar la ropa de forma ecológica. Al terminar de leer este post te darás cuenta que son pequeños cambios que puedes aplicar.
Y no solo servirán para reducir el impacto ecológico del lavado, sino que ahorrarás dinero. Reducirás los gastos en los servicios y la ropa durará más tiempo. ¡Imagina lo que puedes ahorrar al comprar toallas de micro-algodón si las mantienes en perfecto estado por más tiempo!
Con estas prácticas naturales mantendrás los colores de las toallas y su capacidad de absorción intacta. ¿Estás listo para reevaluar la manera de lavar tu ropa? Sigue los consejos que hemos preparado para ti con la ayuda de la infografía de Fix.com.

Consejos de lavandería ecológicos para aplicar en casa

¿Sabías que el 22 % del agua que se consume en casa se usa para lavar la ropa? ¿Y que el 90 % de la energía que se gasta al lavar es solo para calentar el agua? No prestar atención a las consecuencias del lavado se refleja en el pago de la electricidad y el agua. Y también en la cantidad de dióxido de carbono que se emite en el aire.
Para que tengas una idea del efecto dañino, si todos los hogares de Estados Unidos utilizaran solo agua fría al lavar, la emisión de dióxido de carbono se reduciría en 34 millones de toneladas. Imagina si extendiéramos esta cifra al resto de los países, en cuánto podríamos reducir la contaminación.
Desde tu casa puedes aportar tu grano de arena aprendiendo cómo lavar la ropa de manera más eficiente. Presta atención a las siguientes recomendaciones.

Reduce la cantidad de coladas

¿Te has dado cuenta que hay prendas que puedes utilizar varias veces antes de tener que lavarlas? Los pantalones vaqueros o la chaqueta que usas solo en la oficina no tienes por qué lavarlos tras un solo uso.
Hay prendas que resisten más que otras y no tienes que tirarlas de inmediato a la lavadora. Al menos que estén muy sucias o se hayan manchado. Procura no llenar el cesto de la ropa sucia tan rápido.
Incluso las toallas de baño pueden esperar un tiempo de uso. Lo más recomendable es que luego de tres días las cambies. Pero, para lavarlas deja que se acumulen suficientes como para llenar la colada. Eso sí, cuélgalas para que se sequen bien mientras reúnes la cantidad necesaria.
Saber cómo separar la ropa para lavar también te ayudará a reducir el número de coladas. Si tienes pocas prendas y entre ellas hay ropa delicada, puedes colocarla en una bolsa para este tipo de prendas. Así las puedes colocar junto con el resto de la ropa sin temor a que se dañen.

Lava con agua fría

Siempre que puedas utiliza agua fría para lavar. Aunque algunas etiquetas recomienden usar agua tibia, lo cierto es que las temperaturas bajas funcionan para cualquier prenda.
El agua fría es menos dañina que la caliente para las fibras. Mantiene el color intacto y no desgasta las telas.
De hecho, si quieres preservar la suavidad de tu toalla Run la recomendación es lavarlas en agua fría. Luego, secarla a temperatura media.
Muchas veces a las personas no les gusta cómo queda la ropa al lavarla de esta forma. El truco es utilizar un poco de suavizante, en este caso utiliza uno casero o con productos naturales.
Para desinfectar las prendas utiliza vinagre o zumo de limón. Verás que no necesitarás el agua caliente para que la ropa esté impecable.

Usa detergentes y suavizantes caseros

Los productos comerciales, incluso algunos que dicen ser ecológicos, tienen componentes tóxicos. A la larga, estos afectan la calidad de las prendas y nuestra salud. Por supuesto, también resultan muy contaminantes para el medio ambiente.
Los residuos de estos productos pueden provocar alergias, problemas en la piel y en sistema respiratorio. Al llegar al ambiente afectan a los animales…
Muchas veces se usan cantidades exageradas con la idea de que mientras más detergente para lavadora, más limpia la ropa. Este es otro error porque el uso excesivo deja más residuos y reduce el tiempo de vida de las prendas.
La solución es utilizar productos naturales. Hay muchas recetas disponibles que puedes intentar con productos que seguro tienes en casa.
Por ejemplo, para sustituir el detergente mezcla jabón de glicerina, bicarbonato de sodio, ácido cítrico y sal gruesa. Utiliza vinagre de manzana como suavizante. O agrega 30 gotas de tu aceite esencial preferido en un galón de vinagre blanco.
En vez de usar lejía para desinfectar, agrega jugo de limón al ciclo de enjuague para eliminar los gérmenes.

Utiliza lavadoras de bajo consumo y seca al aire libre

El tipo de electrodomésticos que tengas hará una gran diferencia en la cantidad de recursos que consuma. Cuando vayas a comprar lavadora debes tener en cuenta tus necesidades y reales y el estilo de vida.
La cantidad de ropa sucia que se produce una familia de dos personas no es la misma que en una de cuatro. En el primer caso se recomienda una lavadora de 8 kilogramos de capacidad. En el segundo una de 20 kg.
Si compras una muy pequeña, tendrás que hacer más coladas. Y si es muy grande, desperdiciarás espacio, agua y energía.
Además, debes fijarte que sean lavadoras que ahorran agua y energía. Revusa que la descripción de la etiqueta diga A+++. Otro consejo: las lavadoras de carga frontal necesitan menos agua que las de carga superior.
En el caso de la secadora se recomienda evitar utilizarlas y preferir secar al sol. Es mejor para las fibras de las telas y para la naturaleza. Para las toallas, por ejemplo, el calor del sol ayuda a eliminar gérmenes y bacterias. Si no puedes colgarlas al aire libre, utiliza bastidores de ropa dentro de la casa o el piso.

Elimina las manchas antes de lavar

Para que la ropa quede impecable sin desperdiciar recursos, elimina las manchas de la tela antes lavarla.
Hay diversos trucos que puedes aplicar, dependiendo del tipo de mancha. Puedes dejar la ropa en remojo con una solución de vinagre y bicarbonato de sodio. O, también humedecer una barra de jabón y frotarla en la mancha. Luego, lava con normalidad. A veces será necesario repetir el procedimiento.
Además del vinagre y el bicarbonato, otros productos recomendados para quitar las manchas son: sal, limón, amoníaco y peróxido de hidrógeno.

Utiliza bolas de lana para la secadora

Las bolas para secadora son una alternativa ecológica para las hojas de secado. Lo que hacen es reducir el tiempo de secado de la ropa al permitir que el aire caliente circule mejor.
Pero este no es su único beneficio. Este producto reduce la estática y la formación de pelusas en la ropa. Ayuda a suavizar las fibras y como es no tiene químicos no deja residuos y se puede usar con ropa delicada, como pañales de tela.
En el caso de las toallas y las bayetas de cocina, contribuirán a mantener su capacidad de absorción.
En vez de gastar dinero en hojas de secado o secar con pelotas de tenis, haz tus propias bolas de secado con lana. Son económicas, fáciles de hacer y te pueden durar años.

Aromatiza la ropa con productos naturales

¿A quién no le gusta que la ropa tenga un aroma delicado al momento de guardarla? Haz un aromatizador natural con hojas de lavanda, menta o la hierba que te guste. Colócala las hojas dentro de un saco y tíralo a la secadora con la ropa.
El calor hará que las hierbas desprendan su aroma y el tejido las absorba.

Reduce el uso de la plancha

Quizás hay prendas que sea inevitable planchar. Pero si lavas de manera inteligente no tendrás que hacerlo tan a menudo.
Evita planchar la ropa colgándola a secar al natural. El peso del agua ayudará a reducir las arrugas que se forman. Saca las prendas de la lavadora de inmediato al terminar el ciclo. Lo mismo si usas secadora.
Dejar las prendas dentro de estos aparatos hará que terminen con incontables arrugas. Al contrario si sacas un vaquero o unas toallas de la secadora al momento de terminar el secado, solo tendrás que estirarlos con la mano y guardarlos. Ahorrarás dinero, energía y es una tarea menos en el hogar.
¿Qué te han parecido estos consejos de lavandería ecológicos para aplicar en casa? Si tienes algún otro no dudes en dejarlo en los comentarios.

Fuente infografía

© 2018 Desarrollado por DOOVER NETWORK