Fabricamos toallas personalizadas para empresas y eventos de toda Europa.

Consejos para el lavado de toallas de bebé

En Toallas Personalizadas tenemos los mejores productos para ti, pero también, nos gusta pensar en tu bienestar así como en el de toda tu familia, es por esta razón que hoy te estaremos hablando sobre un tema muy interesante que a los padres les será muy útil, te daremos algunos consejos para el lavado de toallas de bebé. Hay que tener presente que la piel de los recién nacidos y aquellos que cuentan con tan solo unos meses de vida es muy delicada, ya que no están tan acostumbrados a los factores externos y pueden llegar a sufrir reacciones alérgicas o eccemas, te daremos recomendaciones para que esto no les suceda al usar sus paños.

Nunca seques a tu bebé sin antes lavarlas bien

Todos los padres deben saber que, los bebés son seres extremadamente delicados, ya que, al no estar formados completamente y no tener los anticuerpos necesarios que podemos poseer nosotros los adultos, pueden llegar a sufrir enfermedades de cualquier tipo si no se les cuida apropiadamente. La piel de estos pequeños también se ve afectada por diversos motivos, para mantenerla en buen estado es conveniente bañarlos con jabón neutro, todas las personas que lo toquen deben tener las manos muy limpias. Los detergentes que se usen en la ropa y/o toallas deben ser especializados, suaves, que no tengan demasiado perfume o muy espumosos para que no sean tan agresivos con la capa de grasa que recubre su piel. Uno de los primeros consejos para el lavado de toallas de bebé y de adultos es general es que, luego de comprarlas y llevarlas a tu hogar, las laves muy bien para así quitarle la capa de químicos que se le añade especialmente por motivos del teñido, para que mantenga el color o sin arrugas, si esto no se le quita, puede crear alergias o molestias en la piel que repercutirá más en el bebé (su piel es 10 veces más delgada que la nuestra).

Lávalas con productos especializados

Como te habíamos comentado, el tipo de jabón que tienes que usar debe ser neutro y si es posible, trata de lavarlas a mano; en caso de que las metas en la lavadora, hazlo y mantén las de los demás familiares separadas, es decir, lávalas en otra tanda (no mezcles las toallas de los demás con la de tu bebé). En el mercado podrás conseguir detergentes suaves especializados para el bebé, estos son muy suaves y dejarán las toallas esponjosas, pueden ser hipoalergénicos o para pieles delicadas; otros tienen base de bicarbonato y son muy recomendables, eso sí, nunca vayas a usar suavizante, lo mejor será siempre enjuagarlas muy bien con abundante agua para que no quede rastro de jabón o espuma. Ten presente que con este producto también deberás lavar su ropa, cobijas y sábanas, incluso algunos juguetes, como sus peluches favoritos. Lo mejor es que las toallas de algodón de estos pequeños sean de colores muy suaves o blancas, ya que aquellas que tienen tonalidades más oscuras pueden llegar a desprender tinte durante el lavado. No es recomendable que mezcles sus paños con las prendas de vestir o para cubrir la cama o arroparse, ya que estas pudiesen soltar algunas pelusas que pueden llegar a ser muy difíciles de quitar. Los paños de bebés deberás lavarlos con el detergente especial y siempre separada de las prendas de baño del resto de la familia pero solo hasta el primer año, después de que este pase, no hay problema alguno en que las mezcles todas en la lavadora. Si tienes hijos mayores y notas que ensucian mucho sus prendas de vestir o toallas, lo mejor entonces es que sigas separándolas por 6 meses más.

Recomendaciones extra para tener en cuenta

Presta atención a la etiqueta de las toallas del bebé, ya que algunas pueden lavarse solo a ciertas temperaturas de agua. No es bueno que el líquido que uses sea muy caliente o muy frío, lo mejor es que se busque un punto medio, ya que sino estas pueden quedar ásperas e irritar la piel de los pequeños. Usar secadoras tampoco es recomendable al menos que la etiqueta lo diga, en algunas ocasiones esto puede ayudar a que esta prenda quede un poco más felpuda a diferencia de colgarlas y que se sequen al aire libre, ya que pueden quedar ásperas. Algunos bebés pueden llegar a tener una condición que se llama “costra láctea”, que consiste en una inflamación generalizada de la piel y el cuero cabelludo, suele presentar escamas amarillentas, blanquecinas o de color gris que se adhieren al cabello. Al momento de bañar a tu pequeño o pequeña y secarle la cabeza, algunos residuos de esta costra pueden llegar a adherirse a la toalla, por lo que antes de echarla a la lavadora, enjuágalas un poco o pásales un cepillo pequeño para eliminar los pedazos que se han pegado a la prenda. Evita los productos antimanchas o desinfectantes, ya que son muy fuertes y pueden llegar a afectar la piel de los infantes. Cuando estos tienen entre 8 a 9 meses podrás hacer algunas pruebas con detergentes, puedes aplicar uno distinto al momento de lavar una sola toalla del bebé, al secarlo, si observas alguna reacción alérgica, lo mejor será descontinuar el uso. Las señales de alergia son (ronchitas rojas, picazón o descamación.) En caso de que, por algún motivo la toalla se ensucie por heces o vómito, lo mejor es que si es blanca se lave muy bien con cloro o lejía y luego, con el suavizante indicado para los bebés, así desinfectarás la toalla y estará limpia y lista para usar por el pequeño. Esperamos que estos consejos para el lavado de toallas de bebé te hayan sido muy útiles, ¿tienes alguna otra recomendación que quisieras compartir? Envíanos tus comentarios o comparte este post a través de tus redes sociales.

También te puede interesar

TIPOS DE TOALLA

Cuando hablamos de toallas y no somos expertos toalleros nos parece como si solo hubiera un tipo de toalla y nada más lejos de la

Leer más

Pide presupuesto

Consejos para el lavado de toallas de bebé

Estas 3 preguntas nos ayudarán para poder asesorarte y ofrecerte las mejores opciones:

DISEÑO WEB ‣

ARQU · estudio gráfico y web