605 268 932 | 965 566 829

info@toallas-personalizadas.es

Calle Villena, 7 Bajos
Banyeres de Mariola
03450 Alicante

Menú

Consejos para mantener las toallas suaves

Fecha de publicación: junio 30, 2015

Consejos para mantener las toallas suaves

A todos nos ha ocurrido, aunque sea alguna vez en nuestras vidas, que, tomamos un baño muy agradable y nos relajamos, pero todo se echa a perder debido a que tomamos la toalla para secarnos y al pasarla por nuestro cuerpo sentimos como está nos raspa debido a lo dura y arrugada que está. Sabemos que estas situaciones son muy desagradables e incómodas ya que pueden hacernos “cortar la nota” de un buen momento, además, no hay nada más agradable que pasar una toalla suave por nuestros cuerpos, por esta razón, desde Toallas Personalizadas te daremos algunos consejos para mantener las toallas suaves.

Ten en cuenta los cuidados necesarios

Si quieres que tus toallas no sólo estén suaves, sino que también se vean bien, sobre todo aquellas que poseen alguna imagen que te gusta mucho o aquellas que has personalizado, recomendamos que las laves por tandas y que sólo sean toallas, ya que a veces pueden quedar enredadas en los zippers, broches o botones de otras prendas y hacer que se deterioren. Lávalas a una temperatura adecuada que no sea mayor de los 60 grados porque sino tus toallas de colores se irán destiñendo poco a poco.
No es bueno que utilices cloro, al menos que sean toallas blancas como las toallas blancas de micro-algodón, pero no en exceso, si las expones al sol por mucho tiempo, estas se irán destiñendo, usa un detergente suave y algún tipo de suavizante, este es uno de los consejos para mantener las toallas suave, sin embargo hay muchos más y los vamos a conocer a continuación.

Haz que tus toallas mantengan su suavidad

Cuando compras una toalla podrás sentir que está muy suave, sin embargo, no recomendamos que la uses sin antes lavarla, ya que normalmente estas no están limpias, si quieres que mantengan esa suavidad, sigue estos consejos para mantener las toallas limpias desde la primera lavada:

  • No es bueno que utilices suavizante al menos durante las 2 o 3 primeras lavadas, con el tiempo será necesario debido a que diversos factores como la cal del agua irá depositándose en los tejidos.
  • Usa siempre un detergente suave que impida la transferencia de color, la va con agua fría y con poco jabón.
  • No coloques una carga excesiva de toallas, esto no permitirá que se muevan bien e impedirán que no se laven correctamente, recomendamos que laves las camisetas y otras prendas aparte.
  • Si quieres que queden desinfectadas y esponjosas añade un poco de jabón y vinagre blanco en el lugar de poner el detergente, o también puedes dejarlas remojando un rato en agua con vinagre y luego lavarlas con otro jabón, otro truco es echar en donde va el detergente un poco de amoniaco perfumado y un chorro de limón.
  • Sacudela bien y extiéndela para que estas recuperen su forma original y no se arruguen y se pongan duras.
  • Como decíamos anteriormente, no las coloques al sol ya que esto también las endurece, ponlas en un lugar ventilado.
  • Si tienes, usa la secadora, esto quitará el exceso de humedad.
  • No uses las planchas de vapor ya que de esta forma se humedecen y si las guardarás, puede dar lugar a malos olores, si lo deseas, puedes usar la plancha y esperar a que estas se sequen muy bien.

También puedes lavarlas de la siguiente manera

Puedes emplear este método de lavado para que tus toallas siempre estén limpias, desinfectadas, esponjosas y suaves, para esto necesitarás:

  • Un poco de detergente para ropa
  • ½ taza de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de vinagre blanco
  • Pelotas de tenis limpias

Lo primero que debes hacer es llenar la lavadora con agua, recuerda, no debe ser muy caliente, aproximadamente 60 grados. Luego agrega el detergente para ropa y la ½ taza de bicarbonato para refrescar las toallas. Vierte la taza de vinagre blanco dentro del dispensador de suavizante, esto hará que las fibras se esponjen y removerá los restos de suavizante acumulados en las toallas. Lava las toallas con el ciclo completo y cuando termine, retíralas rápidamente, luego mételas en la secadora y agrega tres o cuatro pelotas de tenis para esponjar aún más las fibras.
Esperamos que estos consejos te hayan sido de mucha utilidad, sin duda alguna notarás un cambio en la textura y al momento de secarte, haz el intento y dinos qué tal te fue, a nosotros sin duda nos funciona. Recuerda que también puedes compartir este artículo a través de las redes sociales y compartir estos consejos con los demás.

© 2018 Desarrollado por DOOVER NETWORK