605 268 932 | 965 566 829

info@toallas-personalizadas.es

Calle Villena, 7 Bajos
Banyeres de Mariola<br>03450 Alicante

Menú

Guía para el mantenimiento de las toallas

Fecha de publicación: mayo 17, 2018

Guía para el mantenimiento de las toallas

Conservar los paños como nuevos es una tarea que requiere atención. En la web de toallas personalizadas preparamos una guía para el mantenimiento de las toallas con el objetivo de hacerte más fácil esta actividad. Seguirla permitirá conservar tus paños en excelentes condiciones por mucho más tiempo.

Guía para el mantenimiento de las toallas

El mantenimiento de los paños inicia desde el mismo momento en que se adquieren. Desde el primer lavado debes brindar cuidados a tus toallas para prolongar su vida útil. Además, con la rutina adecuada podrás mantenerlas tan suaves como al comprarlas.

Primer lavado

Cuando se adquiere un juego de toallas se debe realizar el primer lavado, separado del resto de los textiles o ropa. Esto se debe a que cuando son nuevos, por lo general, los paños desprenden hilos, pelusas y color que podrían manchar las demás prendas. El tema del teñido se soluciona con el tiempo, luego de varias lavadas, cuando fija su tono.
Asimismo, es conveniente lavarla antes de usarla por primera vez. Ya que los fabricantes aplican suavizantes especiales para mantenerlas suaves en las tiendas y gusten al tacto al momento de comprar. Esta sustancia hace que las toallas sean menos absorbentes, por lo que es necesario enjuagarlas.

Rutina para toallas de baño

Las toallas de baño son un foco de bacterias porque se mantienen húmedas. Por eso recomendamos cambiarlas una vez a la semana. Además debes ponerlas a secar en un espacio abierto después de cada uso. Así evitarás la proliferación de gérmenes y los malos olores, característicos de la acumulación de agua.
Para eliminar el olor a humedad, puedes agregar un poco de amoniaco diluido al cajetín de la lavadora durante el ciclo de lavado. En cuanto a mantenerlas suaves, es preferible utilizar una taza pequeña de vinagre blanco que añadir más detergentes. De este modo también beneficias la absorción de tu prenda.
El vinagre blanco es un suavizante natural y, además, sirve para eliminar las pelusas y restos de otros químicos de tus toallas. Los residuos de crema, maquillaje, bebidas, entre otras cosas también son eliminados con este líquido. Por otra parte, evita que se mantengan mojadas, ya que podrían desarrollar moho.
cuidado de las toallas

Cuidados para prendas de microfibra

Las toallas de microfibra necesitan cuidados especiales ya que esta tela es un tanto más delicada que la de algodón. Sin embargo, son muy fáciles de realizar. Los componentes principales de este tipo de prendas son el poliéster y la poliamida, que unidos proporcionan gran versatilidad, aprovechable para distintos usos. Acostúmbrate a lavar este tipo de textiles con agua tibia.
Además, evita los detergentes comunes de ropa. Busca uno especial para microfibra. Y de igual forma con el suavizante. Debes tener atención al momento de lavar y no mezclar estas prendas con los paños de algodón ya que las pelusas podrían adherirse a ellas. En caso extremo, puedes lavar la microfibra con ropa que también sea de material sintético.
En cuanto al secado, es mejor colocarlas al aire libre. Ten en cuenta que es un material que seca muy rápido. Con un secador de cabello puedes acelerar el proceso, pero no con altas temperaturas porque dañarás la prenda. Si estás obligado a usar la secadora de ropa, únelas solo con ropa de la misma composición.

Limpieza de toallas de playa

Al igual que las toallas de baño, las de playa cogen mucha humedad. Además, acumulan arena, la sal del mar, palitos y todo lo que pueda haber en la orilla. Por eso, aunque llegues a tu vivienda cansado del paseo, lo ideal es asearlas de una vez. De esta forma las estarás cuidando.
Si tienes una toalla de playa debes aprender cómo asearla. Para un lavado normal, que elimine el salitre o el cloro si fuiste a la piscina, el agua debe estar templada. Además, evita los detergentes fuertes que dañen tus prendas. Usa un chorrito de vinagre para fijar los colores, sobre todo si son brillantes.
Para eliminar manchas de filtro solar te sugerimos frotar en seco un jabón neutro en la zona afectada. Luego introdúcelo en una cubeta con agua tibia, el zumo de un limón y un poco de sal. Lavas a mano y posteriormente la dejas secar. Puede estar al sol si son colores neutros, en cambio, si es de colores vivos, evita la luz solar directa.
En cuanto a manchas de frutas que se ingieren cuando se visita la playa o la piscina, sirve frotarla con una mezcla de agua y amoniaco. Después se lava con agua jabonosa y luego enjuagas o la colocas en la lavadora y programas el ciclo.
almacenaje de las toallas

Restauración de toallas viejas

A menudo las personas se equivocan seleccionando químicos y detergentes que dañan su ropa, en especial las toallas. Con cada lavada pierden su capacidad de absorción y la suavidad que esperamos al tacto. A continuación te enseñamos una técnica para recuperar la textura de esa prenda que no tuvo suficiente cuidado.
El método consiste en preparar una solución casera con bicarbonato de sodio y vinagre blanco, que dejarán tus toallas impecables. Ya que muchas veces el mal olor y la textura se deben a que quedan residuos del detergente y el jabón de baño en las prendas. Además, la apariencia y contextura rígida mejorarán considerablemente.
Necesitas una taza de vinagre blanco (250 ml) y medio de bicarbonato (50 g). En primer lugar, colocas las toallas en la lavadora y cargas con agua caliente. Luego agregas el vinagre e inicias el ciclo de lavado completo. Al finalizar, recarga con agua caliente, pero esta vez agrega el bicarbonato. Una vez cumplidas las dos etapas, pon a secar tus prendas en un lugar ventilado.
La diferencia se notará y beneficiará estos textiles. Las toallas quedarán libre de restos, más suaves y absorbentes. Este detergente casero es recomendable para el mantenimiento de las toallas blancas que, por lo general, se van tornando amarillas si no tienen cuidados especiales y la limpieza adecuada.

Cuidados para trapos de cocina

Las toallas de cocina se utilizan con diferentes fines, desde secarse las manos hasta secar algo que se ha derramado. Esto ocasiona que se manchen, adquieran mal olor y crean gérmenes. Por ello es importante lavarlos con frecuencia. Como son trapos muy pequeños, puedes acumularlos para lavarlos una vez a la semana o máximo cada 15 días.
Debes conservarlos secos, de lo contrario, te sugerimos lavarlos a mano una vez dejes de utilizarlos. Puedes aplicar la técnica del detergente casero que te mencionamos anteriormente. De igual manera, dejarlos en remojo una vez que estén impregnados de detergente, es una opción tanto para el lavado automático, como a mano.
Si quieres resultados óptimos en cuando a la eliminación de gérmenes, te aconsejamos hervir agua en una olla, luego colocar las toallas dentro y dejar bullir por 15 minutos. Finalizado el lapso, llévalos a la lavadora e inicia el ciclo habitual.

Almacenaje de tus prendas

El doblado y guardado de tus toallas también son importantes para conservarlas en óptimas condiciones. Dispón de un armario o algunas repisas dentro de uno para la organización de estas prendas. Muchas personas las ubican en un lugar del baño. Te recomendamos que el espacio sea seco y fresco, para evitar la humedad y los malos olores.
En el caso del doblado, para almacenar puedes plegar en cuadro o rollos. Dependerá del tamaño donde vayas a guardar los trapos. Si deseas darles carácter especial para decorar en la cocina o el baño, doblar las toallas en formas de animales está de moda.
Elabora un detergente casero para cuidar tus toallas

Consejos finales

Los consejos que te hemos dado son consideraciones generales para prolongar la vida útil de tus toallas. Sin embargo, para conservarlas en el mejor estado posible, recomendamos leer las instrucciones de lavado que tiene cada una en su etiqueta. A continuación, te damos algunas recomendaciones que puedes aplicar a todas tus prendas.

  • Separa por tonos. Para evitar las manchar por desprendimiento de color te aconsejamos separar los tonos neutros de los oscuros y a su vez de los brillantes. Cada una de estas categorías es un grupo de lavado.
  • Selecciona el material. Evita mezclar la ropa de materiales diferentes. Lava el algodón apartado de la microfibra.
  • Disminuye los detergentes. Emplear en exceso los químicos en tu limpieza deteriora la ropa con mayor rapidez. Utiliza sustancias naturales.
  • Adapta la temperatura. Por lo general los tonos brillantes se lavan con agua fría. Sin embargo, de vez en cuando conviene lavar con agua tibia para eliminar las bacterias producidas por la humedad. De todas formas, supervisa las indicaciones de lavado en la etiqueta para conocer la temperatura propicia para cada toalla.
  • Capacidad de la lavadora. Debes conocer la cantidad de peso que puedes meter en tu lavadora antes de iniciar el ciclo. De esta manera tendrás claro el número de prendas que puedes asear simultáneamente. Algunos artefactos también indican un peso mínimo.
  • Adquiere toalleros. Para mantener tus toallas secas, te sugerimos colocar toalleros en la cocina y los baños, o en el lugar que lo amerite.
  • Cuidado con los animales. Si tienes mascotas que desprendan pelos te aconsejamos aspirar primero tu toalla antes de lavarla.

Esta guía para el mantenimiento de toallas te servirá para los diferentes usos. Si quieres aprender más sobre el cuidado de estas prendas, visita nuestro blog.