605 268 932 | 965 566 829

info@toallas-personalizadas.es

Calle Villena, 7 Bajos
Banyeres de Mariola
03450 Alicante

Menú

Uso de las toallas en tratamientos para la piel

Fecha de publicación: febrero 28, 2017

Uso de las toallas en tratamientos para la piel

¿Se usan las toallas en tratamientos para la piel? ¡Por supuesto que sí! En Toallas Personalizadas te enseñaremos las diferentes funciones de las prendas de baño para el cuidado facial, control de acné y recuperación de heridas. Su suavidad, firmeza y absorción la hacen perfecta para cuidar la dermis y servir para uso terapéutico en casos puntuales.

El rol de las toallas en el cuidado de la piel

Las toallas son prendas multifacéticas fabricadas en diferentes materiales según la función que vayan a cumplir. Su suavidad no maltrata a la piel y su poder de absorción mezclado con un material afelpado remueve todo el exceso de suciedad, bacterias y células muertas revitalizando y cuidando la dermis de infecciones.

Esta prenda es la perfecta compañera de toda chica que quiere realizarse un tratamiento facial, corporal, de desintoxicación con vapor o cuidado del acné y acumulación excesiva de grasa. Las mejores toallas para empezar son las de microfibra y las de algodón.

Las de microfibra son ideales para la limpieza de impurezas y las de algodón para tratamientos de relajación. Entre las ventajas de utilizar las toallas en el cuidado de la piel están:

  • Material suave y limpio para tratar tu delicada piel.
  • Alta resistencia al paso del tiempo, es decir, no tendrás que reemplazarla cada mes.
  • Alto poder de absorción y resistencia a los tratamientos.
  • Se pueden aplicar numerosos tratamiento naturales con las toallas como protagonistas.
  • Limpieza profunda de impurezas en zonas delicadas como la cara.
  • Secado completo de la piel, esto evita futuras infecciones por acumulación de hongos en los pliegues del cuerpo (bajo las axilas, entrepierna, pies y más).

8 usos de las toallas en tratamientos para la piel

Con esta lista de 8 usos de las toallas en tratamientos para la piel te sorprenderás de todas las funcionalidades de esta pequeña prenda. Quizás entre estas ideas y consejos para cuidado facial y corporal encuentres las respuestas a tus problemas con la dermis.

1- Iluminar el rostro y limpieza del cutis

Una de las funciones más conocidas de las toallas de algodón es el tratamiento facial orientado a iluminar el rostro y limpiar profundamente. Su suavidad y firmeza la hacen perfecta para tratar con todo tipo de pieles sean secas, grasas, normal o mixta.

Sirven como complemento limpiador en mascarillas naturales hechas con yogur, cáscaras de naranja, avena y leche. Esto debido a que ayudan a eliminar las impurezas absorbidas y maximizar la actuación de los nutrientes en el rostro.

Hay dos formas de limpieza profunda y rejuvenecimiento facial en dónde se requiere el auxilio de las toallas:

  • Contraste frío/caliente: Consiste en usar dos envases medianos, uno lleno de agua fría y otro de caliente. Se introduce una toalla pequeña en cada recipiente y tras dejar que se sumerjan unos segundos se sacan y exprimen. Se aplica sobre la cara primero la helada y seguido la caliente/tibia. De esta forma las impurezas, grasas y espinillas se irán eliminando y dejarán una piel luminosa.
  • Vapor desintoxicante: Consiste en poner a calentar agua en una olla mediana. Se coloca una toalla lisa de algodón de la cabeza a los hombros, que funcionará como protección para la cara. Al comenzar a salir vapor de la olla se acerca el rostro ligeramente y el paño ayudará a optimizar la acción limpiadora del vapor. Esta es una manera sencilla de abrir los poros, eliminar impurezas y dejar la piel limpia y lisa.

2- Compresas para el control del acné en adolescentes

Los adolescentes sufren de piel grasa por sus cambios hormonales, por genética o por su alimentación descuidada. Esto produce que entre los 13 y 18 años aparezca el temido acné, una enfermedad inflamatoria que aparece en zonas como el rostro, la espalda y el pecho. Se forma comedones o espinillas, pápulas, pústulas y puntos negros afectando la seguridad de los jóvenes.

Las toallas de algodón lisas o de microfibra se usan para crear compresas que alivian los efectos de esta enfermedad. Aunque no la curen por completo sí contribuyen a su seguimiento y control periódico.

Para hacer las compresas se debe lavar bien la cara y las manos intentado eliminar la grasa y suciedad superficial. Usa una loción limpiadora de ser posible. Remoja una toalla con agua tibia mezclada con aceite esencial de árbol de té durante 45 segundos hasta que esté bien empapada. Luego coloca esta compresa en tu rostro por 10-15 minutos o hasta que se enfríe. Será más fácil así que las impurezas vayan desapareciendo.

3- Toallas calientes y frías para aliviar golpes y malestar (Hidroterapia)

El tratamiento de hidroterapia consiste en el uso del agua caliente y fría para tratar diversas afecciones en el cuerpo y la piel. Se usan como instrumento secundario para su práctica las toallas, para transmitir los efectos de la temperatura. Los paños húmedos se usan para el alivio de dolores, lumbalgia, tendinitis, inflamaciones y esguinces.

4- Eliminación de impurezas de la dermis

El uso más común de las toallas es el secado después del baño. Si la limpieza no fue profunda sobre tu piel quedarán bacterias y células muertas que traerán erupciones o irritación. La acción ultra absorbente de las toallas previene esta situación siempre que la uses para secar cada parte de tu cuerpo.

Es importante que las toallas estén secas antes de usarse y que además no sean compartidas con otra persona.

5- Desmaquillante con toallas suaves

Puedes utilizar una toalla vieja y limpia para crear pequeños pañitos desmaquillantes ultra absorbentes. Solo tomar una medida estándar para cortar la tela y ten disponible un espacio seco en donde tenerlas para cuando necesites una limpieza profunda.

En ocasiones los químicos de las toallitas desmaquillantes hacen mal a la piel. Por eso muchas chicas recurren a tener sus propias toallas para el rostro. Usa agua tibia para humedecerlas y un poco de jabón neutro o crema para eliminar todo el maquillaje. Es una manera efectiva de sacarle el máximo provecho al reciclado de textiles y cuidar tu rostro en el proceso.

6- Tratamientos en el cuero cabelludo

Si quieres aplicar una mascarilla capilar para revitalizar tu cuero cabelludo las toallas son el perfecto complemento. Usarlas como turbante beneficia a que la absorción de los nutrientes y la eliminación de la grasa y la caspa. Haz tu turbante con paños viejos o reserva solo uno para aplicarlos junto a aceites esenciales de sésamo, romero, naranja o lavanda.

7- Cuidado de las quemaduras del sol

Las quemaduras del sol son dolorosas, intensas y además lucen mal. Tardan tiempo considerable en desaparecer de forma natural. Para acelerar el proceso existe un tratamiento intensivo empleando las toallas y el vinagre de manzana. Este último previene la descamación de la piel y que aparezcan las dolorosas ampollas.

Limpia bien tu piel sin usar jabón y luego de secarla, empapa una toalla con vinagre de manzana. Se coloca sobre la zona afectada por el sol durante unos 15 minutos, tras esto se vuelven a entibiar los paños y se repite el proceso otra vez. Es recomendable usar aceites esenciales menta, lavanda o niaouli con increíbles efectos anti-inflamatorios.

8- Atención a emergencia para detener hemorragias

Por último las toallas también son un complemento para detener hemorragias o en el tratamiento de heridas en las emergencias. El mejor utensilio en este tipo de casos es una toalla microfibra por su poder de absorción, pero el algodón también es efectivo.

Incluye una pequeña toalla en tu botiquín de primeros auxilios o una alargada que funcione para hacer un torniquete de emergencia.

Consejos de higiene para cuidar tus toallas

  • Utiliza solo una toalla para todo lo referente a tu tratamiento facial o control de acné. En caso contrario transmitirás las bacterias de tu cuerpo a estas zonas tan delicada.
  • No compartas la toalla con nadie más, es uno de los principales focos de transmisión de hongos en una familia.
  • No desperdicies tus toallas viejas, búscales una nueva utilidad como toallitas desmaquillantes o como un turbante para tratamientos capilares.
  • Para complementar los tratamientos faciales, cuidados del rostro y tratar las quemaduras no olvides los aceites esenciales. Localiza aquellos que funcionen mejor para cada caso.
  • Evita lavar tus toallas con productos fuertes, o mezclarlas con tu ropa. Esto puede ser contraproducente para el cuidado de tu piel.

¿Usas las toallas en tratamientos para la piel? Déjanos saberlo en los comentarios y no olvides compartir esta entrada en tus redes sociales.

© 2018 Desarrollado por DOOVER NETWORK