Fabricamos toallas personalizadas para empresas y eventos de toda Europa.

Cómo cuidar las toallas durante un viaje

En Toallas Personalizadas te hablaremos sobre cómo cuidar las toallas durante un viaje. Quienes no salen de casa sin empacar un paño saben lo tedioso que puede ser este tema, sobre todo en excursiones o paseos a la playa. Con este post esperamos facilitarte el viaje.

Escoger la toalla de viaje correcta

El primer error que cometen los viajeros es empacar cualquier tipo de toalla, sin tomar en cuenta el tipo de viaje o destino. Si vas a hacer hicking por varios días, tus necesidades serán distintas a las de un viaje de negocio. Aunque hay toallas que se adaptan a cualquier momento, tómate el tiempo para analizar cuál te conviene más. Llevar tus propias toallas tiene sus ventajas. Estarás preparado en caso de que un inconveniente te obligue a hacer una parada imprevista y necesites una ducha. Hay hoteles que cargan un monto extra por el servicio de toallas. Y sin embargo, no en todos ofrecen paños para la playa. La solución más práctica es tener los tuyos a mano en lugar de tener que ir de compras. Pero debes saber elegir la toalla de viaje adecuada para no terminar llevando peso extra innecesario, ni hacer que tu mochila y el resto de tu ropa que de húmeda y con mal olor. Como las opciones son muchas, resumimos una pequeña guía para que aprendas a hacer tu elección.

Toallas de playa

Son toallas de gran tamaño, por lo tanto suelen ser pesadas. No solo se utiliza para secarte después de un baño sino para protegerte del sol y la arena. Suelen tardar en secarse, siendo este uno de sus principales problemas. Si las dejas en el bolso mojarán el resto de tus cosas y pueden producir hongos. Es importante dejarlas secar lo suficiente para que esto no suceda.

Toallas de algodón

Las toallas de baño de algodón son las que por lo general tenemos en casa o encontramos en los hoteles. Su volumen y peso las hacen poco prácticas para llevar en tu maleta o mochila. Antes de empacar una es conveniente consultar en el hotel si proveen el servicio. Si vas a viajar de mochilero, entonces invierte en un paño más ligero que seque más rápido. Será incómodo llevarlas de un lado a otro y no tendrás tiempo de esperar a que sequen.

Toallas de microfibra

Son una opción práctica para cualquier tipo de viaje porque son livianas, no ocupan mucho espacio y secan rápido. Las toallas de microfibra son unas de las favoritas de los viajeros y deportistas porque absorben mucha humedad. Y basta con exprimirlas para eliminar el exceso de agua. Con una de ellas ahorrarás espacio en el bolso para otros objetos. Escoge una que sea anti bacterial y anti moho para que no agarre mal olor al usarla.

Pareos y sarongs

A diferencia de las toallas, estas prendas no son muy absorbentes, pero son útiles para proteger del sol. También son prácticas para llevarlas como vestido o cubrirte para caminar por la playa o ir hacia otros sitios.

Toallas de secado rápido para viajes

toallas de secado rápido Hay toallas diseñadas para llevarlas a cualquier destino. Los viajeros recomiendan las toallas de secado rápido que son fabricadas con tejidos de alta tecnología. Al tardar poco para secarse estarán listas para volver a empacarlas en muy poco tiempo. Las toallas de viaje de secado rápido está fabricadas en fibras sintéticas y puede utilizarse más de una vez. Son fáciles de trasladar de un lugar a otro y tienen un estuche con el cual puedes asegurar que no moje el resto de tus cosas.

¿Cómo cuidar las toallas durante un viaje?

Hay destinos en los que tendrás muchas facilidades para lavar las toallas y tu ropa. En otros, en cambio, tendrás que arreglártelas para mantenerlas lo más higiénicas posible. Dándoles el trato adecuado te asegurarás de poder usarlas por mucho tiempo. En la medida de lo posible sigue las mismas recomendaciones que utilizas en casa para cuidar las toallas. Cuando estén mojadas no las coloques con el resto de la ropa. Ponlas dentro de un estuche antes de guardarlas en la mochila para evitar que produzca malos olores. Si no lo haces podría contaminar todo lo que está en el bolso. Cuélgalas para que sequen lo suficiente antes de guardarlas. Si en las normas del hotel no lo prohíben colócalas en el balcón. Algunas traen seguros para evitar que se caigan y las pierdas. También hay modelos de toallas de microfibra de secado rápido que traen una cinta con las que puedes colgarlas bajo una sombrilla. De esta manera las puedes dejar secar o reservar un espacio en la playa, por ejemplo. Si tu destino es el mar debes cuidar que no quede arena en el paño. Las partículas que quedan dentro de la fibra pueden romperlas. Así que antes de lavarlas, sacúdelas bien eliminando la mayor cantidad de arena posible. Las toallas de playa están expuestas a los agentes naturales, caen al suelo o tu mismo los colocas para tirarte sobre ella. Debes lavarlas las veces que sea necesario. Si no tienes acceso a una lavadora, puedes hacerlo en la bañera y extenderla hasta que esté lista para volver a usarla.

Cuida las toallas si vas de excursión

Cuando estás dentro de la ciudad, el cuidado de tus toallas puede ser más fácil. Pero quienes les gusta la aventura y suelen ir de mochileros la tienen más complicado. Por lo general se mueven rápido y disponen de poco tiempo solo para esperar que la toalla se seque. Y si esta agarra malos olores, termina molestando a todo el grupo. Por eso es importante empacar toallas que sequen muy rápido. Lleva siempre un estuche protector para ellas y escúrrelas bien antes de guardarlas. Es preferible que la dejes colgada fuera del bolso la mayor cantidad de tiempo posible. Fíjate bien dónde las colocas al colgarlas, porque la superficie puede rasgar la toalla. Si llevas contigo algún gancho, sujétala para evitar que se caiga con el viento. Al momento de comprar tus toallas para viajar como mochilero, opta mejor por colores oscuros. En caso de que se manchen se notará menos. Si esto llega a suceder, elimina el sucio con un detergente suave y luego lávala como siempre. Que estés de viaje en la naturaleza no quiere decir que olvides las normas de higiene. Después de varios usos deberás lavar tu toalla. Lleva contigo un poco de detergente que no sea dañino para el ambiente y cuando haya tiempo suficiente lávalas. Si de antemano sabes que no podrás hacerlo lleva una extra. Eso sí, ¡ambas tienen que ser muy ligeras!

Lavado de las toallas

La mejor forma de cuidar los paños es seguir las instrucciones que trae la etiqueta. Presta atención porque cada tipo de toalla tiene un cuidado distinto. Como regla general no las mezcles con el resto de la ropa en la lavadora ni la secadora. Tampoco uses cloro para las piezas de color. El uso constante las va deteriorando. Si viajas con frecuencia y notas que están muy sucias o han comenzado su poder de absorción, trátalas con agua hervida. Hierve agua suficiente para que cubra las toallas y agrega un poco de vinagre. Colócalas dentro del recipiente y mantén el fuego lento mientras las remueves. Hazlo durante 1 o dos minutos, sin dejar que la tela tenga mucho contacto con los bordes del recipiente. Pasado ese tiempo, sácalas con unas pinzas y colócalas dentro de otro recipiente con agua fría. Luego, lávalas en la máquina como siempre. Recuerda lavar por separado las toallas que están más sucias del resto. Así evitas la contaminación cruzada. Aunque las toallas de microfibra para viajes son las preferidas por muchos, prueba y escoge la que mejor se adapte a tus necesidades. ¿Tienes algún otro consejo sobre cómo cuidar las toallas durante un viaje? Compártelo en nuestros comentarios.

También te puede interesar

TIPOS DE TOALLA

Cuando hablamos de toallas y no somos expertos toalleros nos parece como si solo hubiera un tipo de toalla y nada más lejos de la

Leer más

Pide presupuesto

Cómo cuidar las toallas durante un viaje

Estas 3 preguntas nos ayudarán para poder asesorarte y ofrecerte las mejores opciones:

DISEÑO WEB ‣

ARQU · estudio gráfico y web