605 268 932 | 965 566 829

info@toallas-personalizadas.es

Calle Villena, 7 Bajos
Banyeres de Mariola
03450 Alicante

Menú

Aprende a identificar toallas de mano de calidad en 4 pasos #infografía

Fecha de publicación: julio 27, 2017

Aprende a identificar toallas de mano de calidad en 4 pasos #infografía

Toallas-personalizadas.es te mostrará cómo identificar toallas de mano de calidad en cuatro sencillos pasos. Estos accesorios de baño forman parte de nuestro aseo diario y queremos tener las mejores para que cumplan su función. Sigue leyendo y toma en cuenta estos consejos la próxima vez que vayas de compras.

Funcionalidad de las toallas de mano

A diferencia de las toallas de baño, las de mano son más compactas y se usan para secar las manos luego de lavarlas. Pero también las podemos encontrar en lugares distintos como en consultorios médicos, centros de tratamiento, spa, entre otros. Y con algunos usos alternativos como limpiar los platos.
Sea cuál sea el uso que le vayas a dar, siempre querrás encontrar estas tres características: absorbente, suave y duradera. Cuando vayas a comprar toallas nuevas fíjate en su peso y en el tejido. Por lo general, las de algodón y aquellas más pesadas son las de mayor calidad. Sin embargo, hay otros puntos a los que se le debe prestar atención.
El material y el tamaño de las toallas de mano dependen de la marca. Absorben agua, grasa, sucio y aceites del cuerpo, por lo que es necesario cambiarlas con regularidad y lavarlas bien. Hay que escoger un buen detergente que sea capaz de eliminar las impurezas y a la vez cuide de su delicado tejido.
Estas están dispuestas en los baños de casa para secar las manos y las usan tanto los habitantes del hogar como las visitas. Para mayor higiene, siempre es recomendable que los dueños de casa tengan las suyas en un baño privado y tengan otra en el de visitas.
Este tipo de toallas también es común que se empleen como elementos decorativos en el baño. Son un complemento no solo funcional sino también estético. Por eso es que muchas personas optan por elegir colores que vayan con el estilo del baño. También hay quienes prefieren los diseños personalizados para sus toallas o para darlas de regalo.

4 pasos para identificar toallas de mano de calidad

La textura, el peso, el material son las características que debes aprender a diferenciar al escoger toallas de calidad. Pero hay que entender también que no siempre la más pesada o la más cara es la mejor. Y si optas por elegirla por la suavidad, recuerda que los fabricantes le aplican productos para que se sientan más suaves de lo que son.
Si te parece que salir a comprar toallas de baño o de manos es confuso, en Toallas Personalizadas hemos decidido facilitarte la tarea. Presta atención a estos cuatro pasos para entender en qué debes fijarte al ir de compras.

1. Entiende las características de las toallas de calidad

Hay paños de diferentes tipos y materiales dependiendo del uso que se les vaya a dar. Para las manos o el baño siempre se ha dicho que las toallas de algodón son las mejores. Esto se debe a que son muy absorbentes y delicadas con la piel.
En cambio, las de lino son las mejores para secar platos la cristalería. También encontrarás combinación de tejidos que pueden funcionar bien para cualquiera de estos propósitos. Al final, la mejor toalla será la que responda a tus necesidades. Sin embargo, hay algunas características básicas que definen la calidad de las mismas:

  • Absorbencia
  • Es la capacidad de retener el líquido que se encuentra sobre la superficie que estás secando. Una toalla de calidad debe ser muy absorbente. ¿En qué debes fijarte para estar seguro que compras un paño absorbente? Lo básico es el peso y el grosor.Las toallas gruesas y pesadas son más absorbentes que las delgadas y livianas. El gramaje toallas de algodón es un buen indicativo. Mientras mayor sea el gramaje, más absorbente será la toalla.Las toallas de microfibra y las que combinan varios tejidos también son muy absorbentes y son más livianas que las 100 % algodón.
  • Suavidad
  • Materiales como el algodón y los tejidos derivados del bambú son muy suaves al tacto. Cuando estés evaluando la suavidad de las toallas no confíes solo en el tacto.Como mencionamos antes, suelen tener productos que las hacen sentir más suaves de lo que en realidad son. Pero al lavar las toallas, pierden esa característica.En lugar de eso, fíjate también en las fibras de la toalla. Estas tienen que resaltar, si son largos y finos es una buena señal, pero si permanecen aplastados no es lo que estás buscando.
  • Durabilidad
  • Las toallas se usan a diario, por eso deben ser resistentes. Una vez más, el algodón tiene una buena ventaja en este aspecto. Sin embargo, las que combinan algodón y poliéster pueden llegar a ser más duraderas. De hecho, esta combinación de tejidos es la que prefieren utilizar en hoteles.El tiempo de vida de las toallas también depende del cuidado que le des. Pero, siempre encontrarás signos de su resistencia. Por ejemplo, un paño grueso durará más que uno delgado.Si vas a comprar una toalla de microfibra, por ejemplo, una manera de reconocer si es resistente es ver el gramaje. De 250 GSM en adelante será una toalla de calidad. También puedes sostenerla estirada en el aire -hacia la luz del sol-. Si puedes ver la luz a través de ella no es muy resistente.

2. Materiales de la toalla de mano

Igual que con cualquier otro tipo de toalla, las de mano se fabrican con distintos tejidos. El algodón egipcio y brasilero son los preferidos. En los últimos años las toallas de bambú también han ganado su espacio por sus múltiples ventajas y valor ecológico.
Las de lino son una alternativa muy elegante que también ofrece mucha resistencia. Así que estarás seguro que si le das un buen cuidado, durarán mucho tiempo.
La microfibra también es una excelente opción que se ha hecho popular por su gran capacidad de absorción y secado rápido. Para quienes llevan toallas de mano en el bolso o al gimnasio son una gran alternativa ya que son livianas.
Además del tipo de tejido, la técnica de fabricación también tiene su efecto en la calidad de las toallas. De estos procesos depende que sean más o menos absorbentes.

3. Siente las características de las toallas

Mientras estás en la tienda no podrás probar que tan absorbente es una toalla. Pero confía en tus sentidos para conseguir las pistas que necesitas para saber si es de calidad.
Fíjate qué tan suaves son. Aunque los fabricantes traten de hacer que se sientan más suaves con productos químicos, no obvies la textura. Si la sientes muy rústica o no es muy sutil al tacto, no será una buena toalla. Tienes que buscar una que no te provoque ninguna molestia en la piel cuando la vayas a utilizar.
Observa bien las características de las toallas y cómo lucen las fibras. Busca que sean largas y se vean como el césped. Si están aplastadas no es una buena señal.
Por último fíjate en el tamaño. Ya mencionamos que hay distintas medidas de toallas de mano, dependiendo de la marca y el modelo. Lo básico a tomar en cuenta es que son más grandes que los paños para la cara y más pequeñas que los de baño.
Un tamaño recomendable es 50×100 centímetros. Si piensas cargarla en el bolso puedes buscar una que sea más pequeña.

4. Compara las opciones antes de comprar

Dedícale un poco de tiempo a comprar tus toallas para que encuentres la que mejor se adapte a tus necesidades. Visita varias tiendas y compara los precios. Establece un presupuesto para saber cuánto estás dispuesto a gastar en ellas.
Las toallas de calidad suelen ser costosas, pero son una buena inversión. No solo cumplirán con su función sino que durarán más y te olvidarás de tener que comprar unas nuevas por un tiempo.
Mientras más opciones veas tendrás más modelos entre los cuales elegir. Hay una gran variedad de colores, estampados y tejidos. Podrás combinarla con el resto de los accesorios del baño para complementar la decoración.

Alarga la vida de las toallas

El uso correcto de las toallas de mano o de cualquier tipo permitirá que duren mucho tiempo. Para el lavado escoge un detergente que no sea muy agresivo con el tejido. Y no le agregues suavizante porque estos productos crean una capa que reduce su capacidad de absorción.
Lava por separado los colores claros, los oscuros y los brillantes. La temperatura del agua debe estar alrededor de los 60 grados centígrados. De esta manera de eliminarán los gérmenes e impurezas.
En cuanto al secado, si utilizas secadora, la temperatura del ciclo no debe estar muy alta. Las toallas tienden a encogerse y las temperaturas altas dañarán tus paños. Una alternativa es secarlas al aire, las de color guíndalas a la sombra. Las blancas las puedes colocar al sol, ya que así el blanco se mantendrá brillante.
Para estar seguros de que le das el cuidado adecuado a tus toallas, lee las instrucciones de la etiqueta.
¿Qué te han parecido estos pasos para identificar toallas de mano de calidad? Si tienes algo que agregar, no dudes en dejarnos un comentario.

Fuente infografía

© 2018 Desarrollado por DOOVER NETWORK