605 268 932 | 965 566 829

info@toallas-personalizadas.es

Calle Villena, 7 Bajos
Banyeres de Mariola
03450 Alicante

Menú

Todo lo que tienes que saber al lavar toallas con amoníaco

Fecha de publicación: septiembre 10, 2015

Todo lo que tienes que saber al lavar toallas con amoníaco

En Toallas Personalizadas queremos explicarte todo lo que tienes que saber al lavar toallas con amoníaco, porque sabemos que a menudo las personas recurren a este potente gas incoloro para solucionar algunos problemas del hogar, en cuanto a la limpieza se refiere, sin embargo, vemos oportuno indicarle una serie de consejos para usarlo, debido a que es muy tóxico y de no saberlo usar, puede causar accidentes lamentables.

No mezcle amoniaco con vinagre o cloro

Para lavar las toallas con amoniaco, aconsejamos que no mezcle este gas con un detergente químico, más bien, tenga siempre en su despensa jabón de lavandería, es más suave y por ende cuidará mejor tus toallas cuando las sometas a este tipo de lavado especial, de igual forma debes cuidar de no mezclarlo con cloro o vinagre, juntos pueden ser una letal combinación.
Si deseas quitar una mancha que ha penetrado en las fibras de la toallas de playa, una de las cosas que tienes que saber con respecto al uso del amoniaco, es que deberás agregar solo 1/2 taza en un recipiente o cubeta, junto con el jabón de lavandería y dejarla ahí por no más de 20 minutos, cuando te dispongas a retirarla, procura ponerte guantes de látex o cualquier otro material que resista la exposición a este gas. Al sacarla, puedes iniciar su ciclo de lavado normal en la lavadora con un poco de lejía. De notar que la mancha no se ha ido, puedes repetir todo el procedimiento, no más de dos veces, porque puede dañar la toalla.

Quite las manchas de tinte con amoniaco

Las indeseables manchas de tintes son la pesadilla de cualquier ama de casa que se pinta el cabello en el hogar, regularmente usan una toalla en específico para este tipo de actividades, al quedar manchadas las lavan y las guardan en sus respectivos cajones de almacenamiento. Pero con el amoniaco puedes quitarlas de una vez por todas de tus paños sin mucho esfuerzo.
Luego de teñir tu cabello, toma la toalla y ponla a remojar en agua templada con unas gotas de amoniaco y detergente líquido, si lo prefieres puedes usar el de lavandería, déjala sumergida en esa mezcla por unos 15 o 20 minutos o hasta que notes que el tinte se haya desprendido por completo. Pasado el tiempo, sácala y ponla a lavar como lo explicamos más arriba con cloro. Este procedimiento puedes hacerlo cuando se trata de retirar manchas difíciles de sacar, aun cuando estas sean antiguas.
Nunca uses agua caliente para estos casos en los que deseas lavar toallas con amoniaco y retirar manchas, las altas temperaturas pueden ayudar a que el tinte penetre mucho más en la fibra, tampoco debes dejar pasar mucho tiempo, trata de aplicar este procedimiento en cuanto puedas para evitar exponer el paño a tanto químico y sus hilos se desgasten sin necesidad.

Para blanquear tus toalla

Si quieres blanquear tus toallas y crees que con el uso del cloro no tienes buenos resultados, no te preocupes, porque con el amoníaco, encontrarás la solución, solo debes ponerlas a remojar con una cucharada de este potente gas y otra de agua oxigenada, con el mismo tiempo que ya hemos mencionado. Al finalizar el remojo, lávalas como de costumbre.
Para reforzar el trabajo, en Camisetas Personalizadas te recomendamos que una vez que complete el proceso anterior, tomes otro envase y agregues un puñado de sal, agua, jabón para ropa delicada, el zumo de 2 limones, mezcla bien y pon la toalla. Aquí deberás dejarlas por más tiempo, una hora aproximadamente. Luego sácala y lávalas como lo haces regularmente, pero si notas que no hace falta someterla a un nuevo lavado, ponlas a escurrir en un sitio donde pegue el sol.

Riesgo de uso

Si el amoniaco entra en contacto con la piel, es probable que pueda causarte irritación, quemaduras y ampollas, por eso hay que ser precavido al usarlo, cuando termines de emplearlo, tapa bien y mantenlo en un sitio donde los niños no puedan alcanzarlo.
El amoniaco tiene varios usos domésticos, de hecho, algunos productos para limpiar ventanas contienen una pequeña porción de este gas, pero no por ello se debe usar como si se tratara de agua pura, hay que tener ciertas precauciones al momento de emplearlo. Bien sea para lavar las toallas o para limpiar objetos en el hogar, lo más recomendable es que se usen implementos para cubrir las manos, boca y nariz.
¿Te han gustado nuestros tips? ¿Ya has usado el amoniaco? Cuéntanos qué tan efectivo te ha parecido este gas para la limpieza de tus toallas y del hogar, si te ha gustado nuestro contenido, te invitamos a que lo compartas en las redes sociales.

© 2018 Desarrollado por DOOVER NETWORK