Fabricamos toallas personalizadas para empresas y eventos de toda Europa.

Recetas caseras para blanquear tus toallas

En Toallas Personalizadas te daremos recetas caseras para blanquear tus toallas. Suele suceder que estas van perdiendo cualidades a medida que se les usa con frecuencia, se desgastan o ensucian y los usuarios optan por reemplazarlas por otras nuevas. Aquí te diremos consejos para que estén pulcras y extiendas su vida útil. ¿Te animas a saber cuáles son? Sigue con la lectura del post.

¿Por qué se ensucian las toallas?

Es lógico y normal que este accesorio de baño se exponga a manchas y otras partículas que la hagan perder su color original (en el caso de las que son blancas). La principal causante, de lo que explicamos, es la piel. En ella se encuentran glándulas sudoríparas y sebáceas que despliegan capa de lípidos junto con agua -sudor- que protege el cuerpo. Por otro lado, también se van acumulando impurezas celulares, llamadas detritus, entre el poro y la superficie de la piel que son responsables de dejar sucias las toallas. Otros factores no menores son los hongos, cremas y maquillaje. Lo primero que se piensa tras esta situación es en lavarlas, pero a veces no resulta tan efectivo y corresponde blanquearlas como procedimiento extra.

Recetas caseras para blanquear tus toallas

Mantén la limpieza y pulcritud de tus toallas blancas con los siguientes ingredientes.

Mezcla de silicato sódico

El silicato de sodio es un producto inorgánico que se usa en la elaboración de productos de limpieza, pero con poca cantidad es posible darles blancura a las toallas. Solo debes tener a la mano dos litros de agua, dos cucharadas o 20 ml de jabón líquido y una cucharada o 10 gramos de silicato sódico. Lo primero que debes hacer es protegerte con una mascarilla y unos guantes. Después comienza a calentar el agua con el jabón y el silicato. Una vez que hierva, introduce las toallas en la mezcla y déjalas allí por 20 minutos a fuego. Cuando acabe el tiempo, sácalas, enjuágalas con agua tibia y ponlas a secar naturalmente al sol.

El vinagre blanco es efectivo

Las bondades del vinagre para limpiar y desinfectar son bastantes conocidas, además, deja las toallas más suaves y quita las manchas. ¿Quieres removerles el moho, que permanezcan absorbentes y delicadas al tacto? Este producto es ideal para ello. Lo único que vas a necesitar aquí es: media taza de vinagre blanco (alrededor de 125 ml) y un cuarto de taza de detergente o 60 ml si es una sola pieza porque si son varias, por cada toalla que quieras blanquear debes añadir media taza más de vinagre y un cuarto de taza más de detergente. Si hay manchas muy acentuadas, aplica vinagre a la zona y espera unos 30 minutos a que haga efecto para proceder a lavar. Durante el proceso para hacer tu colada, tendrás que colocar la mezcla de ambos ingredientes en el cajetín de la máquina y realizar el ciclo de lavado completo con agua fría. Cuando finalice, seca las toallas al sol.

Prueba con aceite de girasol

Puedes creer que sus características oleosas perjudiquen la blancura de tus toallas, pero si te atreves a combinar este aceite con detergente y blanqueador seco obtendrás buenos resultados. Las cantidades para cada ingrediente son:
  • Agua (según lo necesario).
  • 30 gramos de o dos cucharadas de aceite de girasol.
  • Dos cucharadas de blanqueador seco o 20 gramos.
  • 5 gramos de detergente, preferiblemente ecológico.
Hierve el agua y agrega los tres ingredientes. Luego, sumerge tus toallas en esa solución por dos horas y posteriormente, enjuaga a mano (si el material deriva del reciclado de textiles) o en la lavadora siguiendo el ciclo de lavado que más utilizas.

El bicarbonato de sodio y su versatilidad

Sabemos la potencia blanqueadora de este compuesto. Por lo tanto, es una excelente alternativa para mantenerlas siempre higiénicas, libres de olores -por su capacidad neutralizadora- y sin ningún tipo de asperezas. Una vez más, los implementos a emplear no son difíciles de adquirir. Basta con agua caliente y un cuarto de taza de bicarbonato. Por cada toalla a lavar se añaden un cuarto de taza más, como pasa con la receta casera para blanquear con vinagre blanco. Mete estos textiles en el líquido por una hora aproximadamente y después, te tocará dejarlas en el ciclo de lavado. ¿Hay manchas que no salen del todo? Aplica directamente una cucharada de bicarbonato con zumo de limón, empieza a frotar poco a poco sobre la suciedad.

El binomio: amoníaco y vinagre

Limpieza, desinfección, frescura y suavidad son las acciones principales de este dúo. Protege bien tu rostro y tus manos con mascarilla y guantes. Echa en el cajetín o compartimiento del detergente, media taza de vinagre blanco y 10 ml de amoníaco e inicia el ciclo completo. Verás que al final tus paños estarán muy limpios y blancos. Es preferible buscar soluciones caseras antes de optar por químicos cuya abrasión puede desgastar y arruinar su microfibra o algodón, de hecho los hoteles en sus toallas usan el amoníaco, vinagre y bicarbonato para blanquearlas. Intenta estos consejos en tu hogar y cuéntanos cómo te va con la experiencia. Estas recetas caseras para blanquear tus toallas serán tus aliadas si pretendes ahorrar dinero. Son componentes fáciles de conseguir en el mercado y eso te hará más llevadera la tarea. ¿Sueles blanquear cada cierto tiempo? ¿Qué haces al respecto si es así? Déjanos saber si tienes algún método diferente que sea efectivo. Comparte el contenido del post en tus redes sociales, si te ha interesado el tema.

También te puede interesar

TIPOS DE TOALLA

Cuando hablamos de toallas y no somos expertos toalleros nos parece como si solo hubiera un tipo de toalla y nada más lejos de la

Leer más

Pide presupuesto

Recetas caseras para blanquear tus toallas

Estas 3 preguntas nos ayudarán para poder asesorarte y ofrecerte las mejores opciones:

DISEÑO WEB ‣

ARQU · estudio gráfico y web