605 268 932 | 965 566 829

info@toallas-personalizadas.es

Calle Villena, 7 Bajos
Banyeres de Mariola
03450 Alicante

Menú

Trucos para conservar la suavidad, absorción y color de tus toallas

Fecha de publicación: octubre 23, 2017

Trucos para conservar la suavidad, absorción y color de tus toallas

En tu tienda online de toallas personalizadas, toallas-personalizadas.es, sabemos lo importante que es conservar la suavidad, absorción y color de tus toallas. Por eso te traemos unos trucos para que mantengas en buen estado tus paños y los uses por más tiempo.

Lavar las toallas por primera vez

La primera lavada es clave para mantener la textura y apariencia de tus toallas. Antes de usarla por primera vez, te recomendamos que sigas estos pasos:

  1. Identifica el material, si es algodón o si se trata de una toalla de microfibra.
  2. Si la lavas a máquina o mano, no la metas con otras prendas o con paños de otros colores.
  3. Antes del primer ciclo de lavado coloca la toalla en un envase con agua y vierte un poco de vinagre. Déjala durante dos horas. Luego aclara.
  4. En el primer ciclo de lavado aplica menos detergente del que acostumbras para esa cantidad de tela.
  5. Aclara con tres lavadas más sin aplicar suavizante de ropa.
  6. Sécalas inmediatamente. Si lo haces con secadora, no los dejes por mucho tiempo ni a temperatura muy alta para que no se resequen. Sácalas antes y déjalas ventilar en un lugar abierto sin que le dé el sol.

Hay quienes vierten el chorrito de vinagre blanco al final del lavado. Nosotros te recomendamos que lo hagas antes. Así la toalla desprenderá el tinte y las pelusas antes de entrar a la máquina.

¿Por qué es importante este primer lavado? Porque de él dependerá que conserves las características de la toalla o, que inicies su deterioro. Aunque te parezca extraño, si usas la cantidad incorrecta de detergente puedes causar que el tejido se dañe. Si usas suavizante, provocarás que con el tiempo la textura se vuelva áspera. Además, generalmente, los fabricantes le colocan suavizantes a los paños, de manera que con el vinagre estarás cortando ese efecto. Lo que hará que tu toalla sea aún más absorbente.

Trucos para conservar la suavidad, absorción y color de tus toallas

Las personas suelen pensar que a mayor cantidad de detergente la toalla quedará más limpia. Que si le colocan suavizante esta conservará su suavidad, que si repitiendo el ciclo de lavado con el detergente le quitamos los malos olores. Y la más común, que mientras más tiempo esté una toalla tendida al sol es mejor. Porque dicen que esto sirve, para matar las bacterias y conservar su calidad… La verdad es que todas estas creencias dañarán a este textil.

Veamos cuáles son los consejos que Toallas Personalizadas te da para que preserves la calidad de tus toallas.

 

Primer truco para conservar la suavidad de la toalla

El truco más efectivo para mantener la suavidad de las toallas es no usar suavizantes.  Ya que estos tienen un efecto contrario en el tejido de los paños. En lugar de preservar la forma de los hilos, los aplasta. Y, aunque estés pensando que luego de usar suavizante y de secarlas las prendas si están realmente suaves, con el tiempo verás la diferencia. Resulta que el químico lo que hace es cubrir las hebras con el perfume, impidiendo que estas absorban la humedad.

Se puede decir que el suavizante es el enemigo número uno de las toallas de baño. En especial de las de alto gramaje como es el caso de la toalla excellent. Esta la puedes conseguir en nuestra tienda.

Cómo lavarlas para mantener la suavidad

  • Para una carga de lavadora de toallas agrega una taza de vinagre o zumo de limón al agua.
  • Si son blancas puedes usar amoniaco en lugar de cloro o lejía.
  • Utiliza poca cantidad de un detergente suave.
  • Lava con agua fría y seca a temperatura media.
  • Nunca laves las toallas con otras prendas que tengan cremalleras, botones o gafetes, para evitar dañar los hilos de las toallas.
  • Al terminar el ciclo de lavado pon a secar inmediatamente las toallas a temperatura baja y retíralas antes de terminar este proceso. Déjalas que terminen de secar al aire libre, pero en un lugar techado.

Te sugerimos que evites colocarmuchas toallas juntas en un mismo proceso de lavado, ya que el roce entre ellas causará asperezas. Coloca la cantidad adecuada de detergente, vinagre o zumo dependiendo de la carga.

El bicarbonato de sodio, un ingrediente multifuncional

Muchas son las bondades del bicarbonato de sodio. Tanto para la salud, como digestivo; para la higiene personal, como blanqueador de dientes; y para la limpieza del hogar son varios los trucos caseros en los que figura esta sustancia.

El bicarbonato de sodio es la alternativa perfecta para suavizar las toallas, y cualquier otra prenda. De esta manera la textura esponjosa y agradable de tus telas se mantendrá por más tiempo. De lo contrario, si sigues usando el método tradicional de lavado tus toallas terminarán volviéndose rígidas y ásperas.

Así que en cada lavada te recomendamos que hagas lo siguiente: agrega dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Te aseguramos que esta pequeña y económica acción dejará tus toallas limpias, esponjosas y con mucha suavidad.

Si ya tienes toallas viejas, no las tires, puedes devolverle su vida útil por un tiempo más siguiendo estos sencillos consejos.

Segundo truco, para mantener la capacidad de absorción

Para recuperar la absorción de tus toallas solo necesitarás 250 ml. de vinagre blanco y 125 gr. de bicarbonato de sodio. Este truco también funciona para quitar los malos olores de las telas.

Programa la máquina de lavar con agua tibia y vierte la taza de vinagre blanco previamente diluido en 250 ml de agua fría, una vez llena coloca la toalla. Deja lavar durante todo el ciclo sin nada más.

Ahora volverás a repetir el ciclo de lavado, pero esta vez verterás la taza de bicarbonato. Al acabar el proceso dejarás secar al aire libre como ya te hemos indicado. Evita mezclar estos ingredientes, úsalos siempre por separado.

 

Tercer truco, para mantener el color de las toallas

Las toallas de color, al igual que las blancas, deben cuidarse para mantener sus colores vivos y evitar que se manchen. Una vez más el primer lavado es trascendental para lograr que esta característica no se altere. Si ya se te han manchado las que tienes puedes seguir estos trucos para eliminar las manchas.

El vinagre blanco es un producto que no te debe faltar en casa. No solo sirve para quitar los malos olores de las telas, conservar la forma de las hebras que componen un textil… Sino que también es importante para conservar el vigor de los tonos de las ropas. Úsalo del mismo modo que te explicamos en el segundo truco. Puedes usar agua fría o tibia, pero nunca caliente.

Otra manera de sacarle todo el tinte de fábrica a las toallas, para que al final queden con su color real es con sal gruesa. En un recipiente con agua tibia vierte unos 50 o 100 gr de sal gruesa (dependiendo de la cantidad de líquido) espera que se disuelva y coloca la toalla. Haz que se empape bien, y déjala por unos varios minutos. Al cabo de este tiempo frótala y aclara hasta que el agua salga transparente.

En caso de ser paños rojos o azules, más si lavas a máquina, te recomendamos que coloques unas toallas “atrapa colores”, así evitarás que el tambor se manche.

Y recuerda, cada semana debes lavar tus toallas. Solo así las conservarás por mucho tiempo, evitarás que la humedad las dañe. No te preocupes por si es muy frecuente la limpieza, los paños están fabricados para resistir muchos ciclos de lavado. Por ejemplo, las de microfibra soportan poco más de 200 ciclos de limpieza antes de empezar a mostrar los primeros signos de deterioro.

 

Consejos finales sobre cómo conservar las toallas en buen estado

No hay nada más placentero que llegar a casa, darse una ducha y quedarse envuelto en la suavidad de la toalla de baño. Pero, con el pasar del tiempo notas que su textura ha cambiado. Esto pasa porque las has tratado incorrectamente durante el ciclo de lavado y secado. O no tienes cuidado para tenderlas, dejándolas apiladas o en el piso sin importar que estén húmedas.

Para evitar que tus paños pierdan sus beneficios, te dejamos unos últimos consejos para el correcto trato de las toallas.

  • No sobrecargues la lavadora.
  • Antes de iniciar el ciclo de lavado pon a remojar por dos horas las toallas en agua con vinagre.
  • Para que tus toallas tengan buen olor, coloca una bolsita aromatizada en el armario donde las guardas.
  • Nunca las coloques en la cesta de ropa sucia si todavía están húmedas.
  • No las laves con agua caliente para que no encojan ni deformen. Aunque las toallas de algodón suelen perder su forma original con el tiempo.
  • Una vez que termines de lavarlas ponlas a secar inmediatamente.

Como ves, estos trucos para conservar la suavidad, absorción y color de tus toallas son muy económicos y fáciles de poner en práctica. Por lo que, son una manera sencilla y útil para mejorar tu higiene, porque también ayudan a combatir los gérmenes que se pudieran acumular en ellas. ¿Cómo lavas ts paños? ¿Qué consejos recomiendas? Coméntanos.

© 2018 Desarrollado por DOOVER NETWORK