Fabricamos toallas personalizadas para empresas y eventos de toda Europa.

¿Cuántas veces puedes usar una toalla antes de tener que lavarla?

Un debate que parece no terminar es el de cuántas veces puedes usar una toallas antes de tener que lavarla. En tu web de toallas personalizadas queremos responder esa duda. Lo cierto es que hay opiniones encontradas sobre el tema, algunos dicen que debe lavarse una vez a la semana, otros que después de 3 o 4 usos. Sigue leyendo y conoce las razones de estos argumentos.

Medidas extremas con tus toallas

Según agencias de salud y ambiente, así como muchos consumidores, puedes usar tu toalla 3 o 4 veces antes que sea momento de llevarla a la lavadora. ¿Parece un poco extremo, no? Pero lo cierto es que hay estudios que respaldan esto. Indicando que si las dejas más tiempo pueden ser caldo de cultivo de bacterias y moho. Y mientras estás usando las toallas, recuerda que debes guindarlas en el tubo o cuerda para que se sequen bien. Nunca las dejes todas amontonadas. Además, se recomienda que antes de darte una ducha dejes la puerta del cuarto de baño abierta, para que se ventile. Y que si tienes un ventilador o un sistema de extracción lo enciendas mientras te bañas, así el sitio estará menos húmedo.

¿Cuántas veces puedes usar una toalla antes de tener que lavarla?

Las toallas no son tan limpias como pensamos, en realidad son bastante sucias. Desde el momento en que las usas comienzan a ser el sitio ideal para el crecimiento de bacterias, hongos, células de piel muerta y secreciones del cuerpo. Además de muchos otros gérmenes que yacen en tu baño, y que pueden saltar a las toallas. Incluso las salpicaduras del escusado. Pero, primero un poco de calma. La mayoría de estos microbios muy probablemente no te harán daño. Dado que muchos de ellos provienen de tu propio cuerpo, siempre están ahí y se multiplican rápidamente. Entonces, ¿cuánto tiempo puedes usar la toalla antes que las concentraciones de tu propia flora sean tantas que necesites lavarlas? Un patólogo y microbiólogo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, le dijo a Tech Insider que: «Si puedes secarla completamente, no más de tres veces máximo». Secarla completamente se refiere a que la cuelgues bien, en un sitio donde se pueda secar completamente al aire libre, bien sea un toallero o una cuerda. Porque una toalla húmeda es un espacio para el crecimiento de bacterias. Si hay algún olor saliendo de tu paño, cualquiera que sea el aroma, quiere decir que hay microbios creciendo en ella, por lo que deberías lavarla.

Las bacterias y las toallas

Las toallas de algodón, como ya dijimos, son un espacio para el crecimiento de gérmenes. Porque cumplen con muchos requerimientos para la vida de las bacterias. ¿Cuáles son esos requerimientos?
  • Agua.
  • Temperaturas calientes.
  • Oxígeno.
  • Comida.
  • pH neutro.
El cuerpo humano aporta todas estas condiciones, y en nuestro cuerpo hay bacterias. Es normal. Cuando pasas la toalla por tu cuerpo, todos esos microbios y otras secreciones, como restos celulares, que viven en la superficie de tu piel quedan depositadas en la toalla. Los restos celulares y otros depósitos del aire sirven como comida para los microbios.

Debes ser cuidadoso con tus toallas

Es difícil decidir o saber cuándo los microbios que tu toalla está desarrollando son dañinos. El especialistas que mencionamos anteriormente indicó que la mayoría de los gérmenes que están en nuestro hogar no son peligrosos. Si compartes tu toalla con otros, podrías potencialmente entrar en contacto con microorganismos a los que tu cuerpo no está acostumbrado a tratar. Y eso podría ser un problema y significar la aparición de espinillas e incluso de alguna infección. La recomendación es que seas prudente. Que sepas que las toallas de playa y de casa son una pieza delicada, y debes darle el cuidado adecuado. Algo que nunca debes hacer es compartirla con otros, ni siquiera con tu pareja o hijos.

¿Y las toallas de la cocina?

Todos estamos siempre buscando la mejor manera de mantener nuestro hogar limpio. Libre de bacterias. Y las toallas son un elemento que muchas veces pasamos por alto. En la cocina, solemos usar las toallas para secar los utensilios, cubiertos y platos. Si lo estás haciendo, es muy probable que estés secando con gérmenes. Esto lo determinó un estudio de la Universidad de Arizona, que dijo que 89 % de los trapos de cocina tienen la bacteria coliforme, que se encuentra en el tracto digestivo de animales y humanos, este se usa para medir la contaminación del agua (aunque no toda esta es dañina). Además, 25 % de los paños probados resultaron positivos para E.coli. Las toallas de cocina deberías lavarlas mucho más rápido de lo que piensas, igual que con las de baño. En estas últimas ya mencionamos la recomendación de los expertos de que deben lavarse luego de 3 usos, para eliminar los millones de células muertas y evitar que tengan mal olor. En las toallas de cocina deberías lavarlas en cloro diluido entre usos. Es decir muy seguido. Son las toallas por las que más debes preocuparte en casa. Si las usas para limpiar la encimera piensas que la estás limpiando, cuando en realidad estás introduciendo más bacterias. Por eso lo ideal es que las laves luego de cada uso. Si es muy difícil. La siguiente mejor opción es remojarlas en cloro diluido entre usos, exprimirlas y luego dejarlas secar. La idea es que puedas alargar un poco el tiempo entre lavada y lavada. Al menos una vez a la semana deberías lavarlas en lavadora y usar un detergente antibacterial.

Cómo lavar bien las toallas

Las toallas de baño

Si tus toallas de baño comienzan a oler mal, debes darles un lavado especial. Lo ideal es que uses vinagre en lugar de suavizante de ropa regular. El vinagre quita esos olores y, en general, usarlo permite que las toallas sean más absorbentes. Expertos recomiendan usar el ciclo normal de lavado, sin jabón, solo una taza de vinagre. Y luego lavarlas normalmente con detergente. Incluso, es recomendado enjuagarlas dos veces, si tu máquina tiene esa opción. Y luego, secarlas inmediatamente para evitar el mal olor.

Toallas de mano y de la cara

En estos dos tipos de toallas es importante estar muy pendientes de su limpieza, para así evitar las bacterias. Estas se quedan en la tela de las toallas y cuando secas tu cara o manos con un paño sucio, estás reintroduciendo toda esa suciedad en tu piel. ¿Cada cuánto tiempo se deben lavar las toallas de la cara? La idea es que se laven después de cada uso, es una frecuencia ideal aunque difícil de cumplir. Dependiendo del uso que le das, si las utilizas para secarte la cara luego de lavarla. Lo mejor es lavarlas cada varios usos y en el día dejarlas secar bien. Pero, si utilizas la toalla para quitarte el maquillaje lo recomendado es que la laves luego de cada uso. Con agua caliente, en ciclo regular y usando un detergente sin fragancia, para evitar irritaciones en la piel.

¿Cuánto duran las toallas?

Expertos indican que las toallas pueden durar para siempre si les das un buen lavado y las cuidas bien. Claro, todo dependerá de la calidad de las mismas. Si son buenas, las puedes usar hasta que ya te canses de ellas o quieras reciclar los textiles y darles otro uso. Ya sabes cuántas veces puedes usar una toalla antes de tener que lavarla… Quizás estés acostumbrado a usarlas por semanas antes de lavarlas, nada más dañino que eso. En resumen, recomendamos que las laves cada tres usos. Si estás enfermo, lo mejor es desinfectarlas con cloro si son blancas, o con un desinfectante si no lo son. ¿Cada cuanto tiempo lavas tus paños? ¿Te parece exagerada nuestra recomendación? Coméntanos tus opiniones sobre este tema.

También te puede interesar

TIPOS DE TOALLA

Cuando hablamos de toallas y no somos expertos toalleros nos parece como si solo hubiera un tipo de toalla y nada más lejos de la

Leer más

Pide presupuesto

¿Cuántas veces puedes usar una toalla antes de tener que lavarla?

Estas 3 preguntas nos ayudarán para poder asesorarte y ofrecerte las mejores opciones:

DISEÑO WEB ‣

ARQU · estudio gráfico y web